¿QUÉ ES UN ENTRENADOR PERSONAL?

EMPECEMOS…

Bienvenidos a esta pequeña ventana hacia mi mundo, mi pasión y mi manera de ver la salud y el bienestar. Inauguramos nuestro blog, y que mejor manera de hacerlo que respondiendo a la pregunta:

¿Qué es un entrenador personal?

¡Bueno pues allá vamos! La figura del entrenador personal, afortunadamente, cada día está más extendida en nuestra sociedad. Poco a poco (muy poco a poco), nos vamos acercando al concepto de entrenador que existe en países como Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Canadá o Nueva Zelanda, donde el entrenador personal es una figura de reconocido prestigio, donde existen leyes específicas para estos profesionales, y donde la población es conocedora de la cantidad de beneficios que estos profesionales pueden aportarles. Aunque seamos realistas, queda aún mucho camino por recorrer.

Desde hace unos años estamos viviendo un auge en el interés social por el deporte, la nutrición, el bienestar, la superación de nuestros límites, alcanzar nuevos retos… lo cual es una gran noticia. Por suerte, paralelamente, también desde hace años hay una vertiente de profesionales y expertos que están haciendo las cosas muy bien, desde las mismas universidades y entidades de formación más prestigiosas. Formaciones oficiales de calidad, donde se construyen auténticos Entrenadores Personales, profesionales muy cualificados.

Esto es mucho más importante de lo que pensamos. La legislatura existente en nuestro país presenta un vacío legal importante con respecto al entrenador personal. Existen numerosos casos de personas que han practicado deporte durante años, y sin certificación alguna comienzan a desempeñar el trabajo de Entrenadores Personales. Al igual que existen casos de personas que sin experiencia previa ni estudios relacionados con la Actividad Física (algo que debería de ser imprescindible), tras realizar un curso de fin de semana de 15 horas, reciben el título de entrenador personal. La culpa en este caso no es de la persona que recibe la formación, sino de la persona o personas encargadas de impartirlos claro, y aquellas que establecen los criterios de admisión de los alumnos de estas formaciones por no exigir unas titulaciones previas.

¿Sabéis donde reside la gravedad de esto?

En la cartera de clientes de un entrenador personal, un % muy alto de sus clientes presenta una lesión, patología, enfermedad u operación reciente. Estos cuadros médicos van desde cosas sin demasiada importancia, hasta personas trasplantadas, hernias discales, problemas cardíacos importantes o enfermedades degenerativas.

¿Creéis que estos casos pueden ser llevados por personas sin la formación adecuada?

Vamos a ser serios. El entrenador personal no es solo aquel que te cuenta las repeticiones y te da una palmadita en la espalda cuando terminas. Tiene en sus manos la salud de sus clientes, y existen casos muy delicados, os lo puedo garantizar.

Algunos de los cometidos que le corresponden a un entrenador son:

  • Debe conocer tu historia médica, tu historia deportiva, tus gustos y tu personalidad, qué te motiva, como comes, cuanto duermes, donde quieres llegar y en qué punto te encuentras actualmente.
  • Te enseña a entrenar, te explica el sentido de cada idea plasmada en tu programa, se asegura de que automatices un buen patrón de posturas y movimientos.
  • Te anima, te motiva y te transmite energía positiva.
  • Te enseña a respirar correctamente y el porqué de hacerlo bien, y te asiste en todo momento durante todo el entrenamiento.
  • Emplea técnicas de relajación, de compensación a nivel de tejido conectivo, neuromusculares o de estiramientos para concluir una sesión de entrenamiento redonda y que tus sensaciones sean lo más reconfortante posibles a tu salida de cada sesión.
  • Te explica las pautas de alimentación  más adecuadas (siempre que tenga acreditación y formación en este campo), para estructurar el sistema de alimentación más adaptado para tu caso y tus objetivos.
  • Te realiza tests periódicos para evaluar tu progreso, y de este modo afianzar el trabajo realizado o reconducir tu programa en caso que fuese necesario.
  • Sabe leer tu estado de ánimo cada día para improvisar sobre la sesión ya preparada y adaptarla a tus circunstancias especiales de ese día concreto, y aprovechar de este modo la sesión al máximo si realmente lo necesitas.
  • … y esta lista podría seguir hasta completar un artículo completo por sí misma.

Con todos estos ingredientes el entrenador los introduce en una coctelera, y los agita junto con su creatividad y con una buena base científica de conocimientos (adquirida mediante certificaciones de calidad y su propia experiencia personal), para elaborar una receta hecha por y para su cliente, a medida, y teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Por encima de todo la SEGURIDAD de su cliente. Es el responsable de todo lo que le pase al cliente siempre que se encuentre con él.
  • MOTIVACIÓN. A veces tenemos que encontrar el equilibrio entre lo más eficaz y lo que sabemos que va a gustar más a nuestro cliente. El componente psicológico es importantísimo en un programa de entrenamiento personal. Si un entrenador quiere mantener a su cliente, debe conseguir resultados haciendo que el cliente DISFRUTE del trayecto hasta lograrlos.
  • La CONSISTENCIA del programa. No siempre lo más rápido es lo más seguro. Hay que ser inteligente y crear un sistema que sea duradero en el tiempo, con el que sepamos que el cliente va a tener continuidad. Esto automáticamente afecta a la DURABILIDAD y ESTABILIDAD de los resultados.
  • Y con todos los anteriores factores, sin dejar de lado ninguno de ellos, existe un último muy importante: la RAPIDEZ. Un cliente paga a un entrenador personal para conseguir resultados lo antes posible. Cuanto antes se consigan resultados, antes llega la motivación, y la motivación es lo que retroalimenta el programa para acelerar aún más la consecución de nuevos resultados.

Dicho todo esto, he de hacer un pequeño inciso, y romper una lanza a favor de entrenadores personales, los cuales, sin estudios universitarios en ciencias de la actividad física, han desarrollado una trayectoria de muchos años en formaciones muy interesantes de entrenamiento personal de calidad, homologadas, de muchas horas de conocimientos y prácticas, muchas horas de lectura de estudios de investigación y artículos de fuentes fiables, y un espíritu curioso y ambicioso, que les ha llevado a adquirir cualidades suficientes para ser profesionales en el campo del entrenamiento personal, y tener un método y un sistema bien estructurado, basado en la ciencia y cimentado por la experiencia. EXISTEN, y yo me he cruzado con unos pocos a lo largo de mi trayectoria.

Hay que destacar esta pasión, y esta actitud de crecimiento y desarrollo, la cual merece todos mis respetos. Pese a todo sigo apuntando que debería existir una regularización de nuestra profesión, y además buscar alternativas y opciones para que este último grupo de personas de las que acabo de hablar puedan homologar sus capacidades.

Volviendo al inicio, entre tu estado y momento actual y tus metas, existen multitud de caminos posibles.

Ahora bien, ¿cuál es el mejor?

Eso, precisamente eso, es lo que te aporta un entrenador personal. Tiene el mapa con todos estos caminos, y sabe elegir cuál es el más adecuado para tus características personales, tus objetivos, tus gustos y tus necesidades.

Estamos hablando de un servicio que no es barato, por ello si estás decidido y motivado a comenzar un programa de entrenamiento personal, cerciórate de a quién destinas este dinero, que te ofrezca garantías, formación y experiencia. Aunque esto a veces es más caro que algunos «entrenadores» sin las formaciones adecuadas que te ofrecen precios muy bajos sabiendo que de ese modo pueden atraer más clientes, y que a la larga pueden hacerte perder tiempo y dinero, o algo peor, empeorar tu salud o tu estado físico. Y aún más preocupante algunos influencers o personas con cierta repercusión en medios y redes, con los que te sucederá lo mismo pero además te harán gastar muuucho más dinero :))

Mucha gente aún sigue pensando que el entrenador personal es algo impagable, un lujo solo al alcance de gente con un poder adquisitivo muy elevado. Hazte 2 preguntas:

  • ¿En cuánto valoras tu salud, tu bienestar o conseguir el aspecto que siempre has deseado?
  • ¿Alguna vez has calculado el dinero que gastas al mes en cosas que a la larga no te hacen sentir mejor?

¿Ya has pensado tus respuestas?

Bien.

Es el momento.

El momento de cambiar cosas en tu vida, el momento de mejorar, de superarte, de alcanzar tu equilibrio y de sentirte COMPLETO.

Por mucho menos de lo que piensas puedes tener tu entrenador personal trabajando codo a codo junto a ti para que alcances tus metas y llegar donde siempre has querido. Se pueden crear programas adaptados a cada persona a un precio más bajo de lo que piensas, siendo estos programas de una muy alta efectividad.

No te quedes con la duda de conocernos, de preguntar todo lo que quieras sin ningún tipo de compromiso. Nuestras vías de contacto están disponibles para lo que necesites. Estaremos encantados de atender todas y cada una de tus preguntas.

¡Bienvenidos a nuestro pequeño universo!

Compartir:

Social Media

Más popular

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorias

Post Relacionados

¿QUÉ ES UN ENTRENADOR PERSONAL?

EMPECEMOS… Bienvenidos a esta pequeña ventana hacia mi mundo, mi pasión y mi manera de ver la salud y el bienestar. Inauguramos nuestro blog, y